Allergy & Asthma Network Mothers of Asthmatics (AANMA)

Las enfermedades respiratorias son comunes en los menores de 5 años. La mayoría de los niños desarrolla de tres a ocho resfríos o problemas respiratorios cada año. Este número puede ser mayor en niños que atienden a lugares de cuidado diario o son expuestos al humo de tabaco u otros contaminantes o irritantes.

Aunque en la mayoría de los casos se trata de enfermedades que no son graves, cerca de un tercio de las hospitalizaciones en este grupo de edad se deben a problemas respiratorios, incluyendo asma y neumonía.

La información que le ofrecemos a continuación lo ayudará a conocer qué síntomas respiratorios son causados por una enfermedad o infección y cuáles son causados por condiciones que no son necesariamente respiratorias. También lo ayudaremos a reconocer cuándo su hijo necesita atención médica.

El sistema respiratorio
El sistema respiratorio se compone de dos partes: sistema respiratorio superior (alto) y sistema respiratorio inferior (bajo).

Sistema respiratorio superior: Incluye la nariz, la boca, el sinus y la garganta. Si su hijo tiene una infección en el sistema respiratorio superior, puede sentir molestias, sonar congestionado, tener romadizo, tos y pérdida de apetito.

Enfermedades del sistema respiratorio superior:

Resfrío común
Un resfrío puede ser causado por cerca de 200 virus diferentes, los que se esparcen rápidamente de persona a persona a través del aire y de contacto directo y también tocando superficies que puedan tener gérmenes y tocando luego sus ojos, nariz o boca. Por eso es que lavarse las manos –las suyas y las de su hijo– Es tan importante.

Los síntomas comunes de un resfrío son:

  • Congestión nasal
  • Romadizo
  • Estornudos
  • Dolor de garganta
  • Tos seca mediana o moderada
  • Un poco de fiebre durante un día o dos

Influenza (flu o gripe)
Al igual que un resfrío, la influenza afecta la parte superior del sistema respiratorio. A diferencia de un resfrío, generalmente causa más complicaciones.

Síntomas:

  • Fiebre con escalofríos
  • Dolor en el cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Congestión nasal/romadizo
  • Cansancio y debilidad
  • Posible dolor de estómago y vómitos en los niños


Croup
La enfermedad conocida como croup (traquiolaringobronquitis) incluye inflamación de la tráquea, la laringe y  bronquiolos (pequeños tubos que llegan a los pulmones). Se reconoce por una “tos de perro”, que usualmente aparece en la noche. Niños entre 3 meses y 3 años son los más susceptibles a esta enfermedad.

Signos y síntomas:

  • Tos ronca o afónica, “tos de perro”
  • Respiración ruidosa
  • Afonía
  • Garganta apretada


Sinusitis
Infección viral que afecta el sinus y el pasaje nasal, causando inflamación y exceso de moco. Esto dificulta que el sinus tenga un drenaje correcto por lo que el moco se acumula permitiendo la acumulación de gérmenes. La infección puede causar presión en el sinus y dolor.

Signos y síntomas:

  • Infección respiratoria alta que puede durar más de 10 días sin mejorar
  • Congestión nasal y romadizo de cualquier color
  • Tos día y noche
  • Dolor facial o dolor de cabeza
  • Fatiga e irratibilidad
  • Un poco de fiebre

Síntomas más severos:

  • Fiebre (temperatura mayor a 102°F/38.8°C)
  • Moco amarillo o verde

Sistema respiratorio inferior: Incluye los tubos bronquiales y los pulmones. En los menores de 5 años, los síntomas de una infección respiratoria baja son generalmente más severos que aquellos que afectan la parte alta, e incluyen problemas para respirar, falta de aliento, sibilancia y respiración rápida. Cuando tiene estos síntomas, es recomendable que lleve al niño a un proveedor de salud.

Enfermedades del sistema respiratorio inferior:

Virus sincicial respiratorio – VSR
Aunque comienza en el sistema respiratorio superior, ésta es una de las infecciones del sistema respiratorio bajo más comunes en los niños, afectando a más del 90 por ciento de todos los menores de 2 años de edad.

Para algunos niños, el VSR es una enfermedad media con síntomas parecidos a los del resfrío. No obstante, en un 20 a 30 por ciento de los casos esta infección se expande al sistema respiratorio bajo y a los bronquiolos causando inflamación. Esto se conoce como bronquiolitis por VSR. Cuando hay menos espacio para que entre aire, el niño comienza a tener dificultad para respirar. Estudios indican que los niños que han sufrido casos severos de VSR están en riesgo de desarrollar asma.

Signos y síntomas:

  • Síntomas parecidos al del resfrío común
  • Tos
  • Respiración rápida
  • Fiebre
  • Retracción de los músculos del cuello y pecho al respirar
  • Irritabilidad
  • Dificultad para respirar y signos de fatiga o letargo

Bronquiolitis
La bronquiolitis es causada por una infección que afecta los bronquiolos que llevan el aire a los pulmones. Cuando estas vías se inflaman se hinchan y se llenan de moco, haciendo difícil respirar.

Esta enfermedad afecta a la mayoría de los niños—típicamente durante los primeros dos años de vida, con una mayor ocurrencia entre los 3 y los 6 meses.

La bronquiolitis es usualmente causada por el VSR. También puede ser causada por un resfrío, influenza y metapneumovirus humano, que provoca neumonía.

Signos y síntomas:

  • Tos
  • Fiebre
  • Aumento en la frecuencia respiratoria
  • Respiración corta y rápida
  • Retracción de los músculos y piel alrededor del cuello y pecho al respirar
  • Aleteo nasal

Neumonía
La neumonía (antes llamada pulmonía) es una infección bacterial del pulmón. El inicio de una neumonía generalmente se caracteriza por un cuadro previo de resfrío (se habla muchas veces de “un resfrío mal cuidado”), que luego compromete las vías respiratorias inferiores provocando la inflamación de los alvéolos. Los pulmones producen extra fluido que se acumula en las vías respiratorias. El proveedor de salud generalmente usa rayos X para diagnosticarla.

Síntomas:

  • Fiebre
  • Tos
  • Respiración rápida
  • Decaimiento y falta de apetito
  • Sonido fuerte al exhalar
  • Retracción de los músculos y la piel alrededor del cuello y el pecho con cada respiración


Asma
Cerca del 6 por ciento de los niños menores de 5 años tienen asma en los Estados Unidos. Esto representa 1 entre cada 18. El asma es una de las causas más comunes de hospitalización y visitas a los proveedores de salud en este grupo de edad.

Los niños con asma tienen vías respiratorias sensibles y que se irritan con facilidad. Cuando están expuestos a ciertos provocadores -como virus, alérgenos, humo de segunda mano, irritantes químicos, frío o polución ambiental- las vías respiratorias se inflaman produciendo exceso de moco, inflamación en las mucosas y constricción en los músculos del aparato respiratorio. El resultado es obstrucción del aire, pecho apretado, tos, problemas para respirar y sibilancia.

El asma en los niños varía de acuerdo a la edad, y es diagnosticada y tratada diferente que en los adolescentes o adultos. La manera en que el asma afecta a los niños varía además en cada menor, y los síntomas pueden mejorar o empeorar en cada caso en particular. En algunos niños, por ejemplo, los síntomas de asma pueden mejorar en la medida en que el niño crece.  Aunque el asma no tiene cura, los síntomas pueden ser manejados siguiendo un plan de acción que debe ser desarrollado en conjunto con el proveedor de salud de su hijo.

Síntomas

  • Tos, especialmente en la noche
  • Sibilancia (sonido como pito en el pecho)
  • Dificultad respiratoria
  • Falta de aire al hacer ejercicio o jugar
  • Aumento del ritmo cardiaco

Más información sobre el asma


Otras condiciones que pueden causar síntomas respiratorios


Enfermedad por reflujo gastroensofágico (ERGE)
La abertura entre el esófago (tubo alimenticio) y el estómago está protegida por un músculo pequeño. Cuando este músculo se relaja y no funciona de manera correcta (no se cierra adecuadamente), pequeñas cantidades de comida o ácido gástrico salen desde el estómago hacia el esófago, causando una sensación de quemazón e irritación.

Los síntomas más comunes son:

  • Vómito frecuente
  • Tos frecuente o persistente
  • El niño no quiere comer o tiene dificultades para hacerlo (le cuesta tragar o se atraganta con la comida)
  • Dolor en el pecho
  • Mal humor
  • Apnea de sueño


Dentición
Es habitual que los padres le digan al doctor que sus hijos tienen síntomas respiratorios durante la  dentición (cuando salen los primeros dientes). Estos síntomas incluyen romadizo o tos.

Los niños pequeños tienen una natural pero pasiva inmunidad a los gérmenes y alérgenos ambientales que desaparece a los 6 meses, lo que coincide con la época en que comienzan a salir sus primeros dientes. Como resultado, el niño se hace más susceptible a gérmenes y alérgenos comunes y una pequeña enfermedad puede provocarles congestión nasal, tos y fiebre. Aunque los síntomas pueden aparecer al mismo tiempo que un diente nuevo, estudios han demostrado que es más común que se deban a una enfermedad o infección, no al proceso de dentición.

Signos y síntomas:

  • Encías sensibles
  • Irritabilidad
  • Salivación excesiva (el cuerpo produce más saliva de lo que puede tragar)
  • Posible romadizo


Alergias respiratorias
Con frecuencia se culpa a las alergias de los problemas respiratorios, especialmente debido al polen durante la época de primavera. Sin embargo, hay alérgenos que están presentes todo el año, como el moho, los ácaros del polvo, las cucarachas o los animales peludos. Si su hijo es alérgico a alguno de ellos, va a tener los siguientes signos o síntomas:

  • Congestión nasal
  • Romadizo
  • Estornudos
  • Ojos llorosos o con picazón
  • Ocasionalmente garganta apretada

Alergias a los alimentos
Si su hijo tiene alergia a algún alimento, el contacto con este alimento puede causarle una variedad de signos y síntomas, que típicamente incluyen tres grandes órganos del cuerpo:

  • Piel: irritación o eczema
  • Tracto gastrointestinal: nausea, malestar estomacal, diarrea
  • Tracto respiratorio: estornudos, romadizo o rinitis, problemas para respirar (asma)

Anafilaxis
Algunas alergias – incluidas las picadas de insecto, látex, medicinas y alimentos – pueden causar una reacción con riesgo vital llamada anafilaxis, que puede provocar la muerte en cuestión de minutos si no es tratada a tiempo.

Si su hijo ha sido diagnosticado con esta condición, usted debe siempre tener consigo epinefrina autoinyectable, para casos de emergencia.

Síntomas:

  • Boca: picazón, hinchazón de los labios y/o la lengua
  • Garganta: picazón, contracción, dificultad para tragar
  • Piel: picazón, sarpullidos, enrojecimiento e hinchazón de la cara
  • Estómago: vómito, diarrea, espásmos
  • Pulmones: problemas para respirar, tos, sibilancia
  • Corazón: pulso débil, mareo, pérdida de conciencia


¿Por qué mi hijo tiene tos?

La tos protege al cuerpo al eliminar mucus, sustancias irritantes e infecciones del aparato respiratorio. La tos despeja el mucus y los fluidos de los conductos respiratorios. La tos es el síntoma respiratorio más común por el que los pacientes buscan atención médica. La tos no siempre significa que el niño tenga un problema. Los niños normales pueden toser de 1 a 34 veces al día y tener episodios de tos que duren hasta un par de semanas. Sin embargo, toser por la noche, después de irse a dormir, casi siempre es anormal y requiere atención médica. Leer más